10.1 C
Santa Fe
lunes 8 de agosto de 2022

San Nicolás: aprehendieron a “La Pato” Schneider por el crimen de la hermana del “Viejo” Cantero

Ana María “Pato” Schneider era buscada por la policía santafesina desde junio de 2017 bajo la sospecha de haber participado del crimen de Petrona Isabel “Chabela” Cantero, una de las hermanas del fundador de Los Monos, Ariel Máximo “Viejo” Cantero

Te puede interesar

La mujer fue detenida en una plaza de la localidad bonaerense, donde en febrero pasado mataron a una de sus hijas. Una historia de violenta rivalidad familiar.


Ana María “Pato” Schneider era buscada por la policía santafesina desde junio de 2017 bajo la sospecha de haber participado del crimen de Petrona Isabel “Chabela” Cantero, una de las hermanas del fundador de Los Monos, Ariel Máximo “Viejo” Cantero. Los investigadores sabían que la mujer se aguantaba en la ciudad bonaerense de San Nicolás, donde en febrero pasado logró escabullirse de los uniformados horas después de que mataran a su hija Soledad en un ataque que supuestamente la tenía por destinataria a ella. Por eso el pedido de detención se extendió a la vecina provincia donde el mediodía de ayer, en una plaza del macrocentro nicoleño, la policía logró apresarla.

 

En las próximas horas Pato Schneider será trasladada a Rosario para ser puesta a disposición de la fiscal Georgina Pairola, quien supuestamente la imputará por el asesinato que derivó en una saga de venganzas letales.

 

El 16 de junio de 2017 Chabela Cantero, de 56 años, caminaba junto a su nieta Luisana, quien entonces tenía 16 años, mientras que su hija Juliana Maldonado, de 22 años, y Micaela Salcedo, de 23, las acompañaban a bordo de una moto a paso de hombre por la vereda de calle España y Lirio, en el corazón del barrio Las Flores. Eran las 12.30 cuando varios vecinos vieron que Pato Schneider salió de su casa y se abalanzó contra la moto, empujando a sus jóvenes ocupantes a la calle.

 

Un vecino de la zona sur de la ciudad que fue testigo de lo ocurrido contó aquel día a La Capital que “Pato las vio venir, la agarró a trompadas a Micaela y la tiró de la moto. Ahí comenzaron a gritar, insultarse y pegarse entre todas las mujeres por viejas disputas familiares. La moto se cayó, entonces Pato sacó un fierro y empezó a los tiros. La nena, Luisana, salió corriendo pero se cayó ahí nomás malherida. Después vinieron los parientes y soldaditos de Chabela y se agarraron a los tiros. La Pato y un tal «Garay» se metieron en la casa y no pudieron salir hasta que llegaron los bomberos porque les quemaron todo”.

Ataque en Rosario deja un muerto y un herido

Lo cierto es que Chabela recibió varios disparos y murió cuando era trasladada al Hospital Roque Sáenz Peña. Luisana fue alcanzada por un balazo en el cráneo del cual sobrevivió pero quedó ciega. Juliana sólo fue afectada por un fuerte golpe en la cabeza y Micaela, que estaba embarazada, fue herida de bala en una pierna.

 

Entonces se atribuyó el crimen a un conflicto histórico entre las familias Cantero y Schneider, ambas radicadas en Las Flores desde hace añares y hasta con ciertos vínculos parentales, ya que el Viejo Cantero estuvo en pareja con una hermana de Pato Schneider, con quien tuvo algunos hijos, entre ellos Alexis “Tartita” Schneider, condenado el año pasado a 18 años de prisión por el asesinato de Débora Natalia Fernández, ocurrido en 2020 y orquestado desde la cárcel de Piñero.

 

La bronca por los días del crimen de Chabela se había tornado más violenta, con intercambio de tiros incluidos. El motivo no estaba claro. Algún vecino deslizó que “los pibes de Chabela” vendían droga desde hacía mucho y que los pibes de los Schneider también querían hacerlo y eso fue motivo de una escalada en el enfrentamiento.

 

Lo cierto es que Pato y su pareja de entonces, Sergio David “Garay” Díaz, fueron rescatados por la policía mientras les quemaban la vivienda de España al 7000. Si bien ambos fueron demorados luego fueron liberados sin llegar a audiencia imputativa. No obstante, el avance de la investigación puso como autores de los disparos a Ana María Schneider y su hijo Jonatan, a quienes desde entonces se les perdió el rastro hasta febrero pasado cuando en un barrio de San Nicolás asesinaron a una hija de la mujer en un ataque sicario.

 

Fue la madrugada del 4 de febrero último tras haber sido baleada por un grupo de personas que haciéndose pasar por policías irrumpió en su casa de Segundo García al 1200, en el barrio Virgen de Luján de San Nicolás. Allí, los agresores encerraron a la pareja de la mujer y a sus hijos en una habitación y a ella se la llevaron afuera, donde habrían estado conversando un rato y pidiendo o preguntando algo hasta que le terminaron disparando en la cabeza. Se llamaba Soledad Schneider y según se dijo entonces, los homicidas buscaban en realidad a Pato, quien se encontraba en una vivienda lindera y logró escapar.

Rosario: balearon la cárcel dónde se aloja “El Viejo” Cantero

De acuerdo a la pesquisa que entonces quedó a cargo de la Fiscalía Nº 2 de San Nicolás, el crimen de Soledad Schneider no fue consecuencia de un robo y se estableció como principal hipótesis de la pesquisa un ajuste que se sumó a una saga de otros seis homicidios contra miembros o allegados a su familia, todos ellos supuestamente cometidos en venganza del crimen de Chabela Cantero.

[comentarios]

Últimas noticias