22.2 C
Santa Fe
martes 13 de septiembre de 2022

En medio de nuevos recortes, la UE acuerda reducir el consumo de gas ruso

En medio de nuevos recortes anunciados desde Moscú

Te puede interesar

El documento aprobado prevé que cada país haga “todo lo posible” para reducir en al menos un 15% el consumo de gas entre agosto de 2022 y marzo de 2023, respecto a la media de los últimos cinco años del mismo periodo.

La Unión Europea (UE) acordó este martes reducir su consumo de gas en un 15% para disminuir su dependencia del suministro ruso de cara al próximo invierno, en medio de nuevos recortes anunciados desde Moscú y de la continuidad de la guerra con bombardeos “masivos” en el sur de Ucrania.

“En un esfuerzo por aumentar la seguridad del suministro energético de la UE, los Estados miembros llegaron este martes a un acuerdo político sobre la reducción voluntaria de la demanda de gas natural de 15% este invierno”, anunció el consejo de ministros, reunidos en Bruselas para acordar estrategias comunes para enfrentar el próximo invierno y la escasez en el marco de la guerra iniciada el 24 de febrero.

El documento aprobado prevé que cada país haga “todo lo posible” para reducir en al menos un 15% el consumo de gas entre agosto de 2022 y marzo de 2023, respecto a la media de los últimos cinco años del mismo periodo.

Zelenski pide más sanciones para Rusia por el “chantaje del gas”

Se trata de una medida optativa, pero en caso de “riesgo grave de penuria”, un mecanismo hará obligatoria esa reducción, pero el objetivo será adaptado a las realidades de cada país a través de una serie de exenciones.

Hungría votó en contra del acuerdo que calificó de “inaplicable, injustificable, inútil, inaplicable y perjudicial”, según informó a la prensa el canciller húngaro, Peter Szijjarto.

El Gobierno húngaro fue el único Estado miembro de los Veintisiete que se opuso a la propuesta, que terminó por adoptarse por mayoría relativa.

“Fuimos los únicos en señalar que votamos no, dado que este decreto ignora por completo los intereses del pueblo húngaro”, declaró Szijjarto, en Bruselas.

Szijjarto también dijo que el acuerdo mostraba una “dudosa la base legal”, al afirmar que la seguridad del suministro energético era “responsabilidad de los Gobiernos nacionales”.

“¿Alguien en Bruselas les va a explicar a los húngaros que hay gas en Hungría que los particulares y las empresas no pueden usar? ¡Es un sinsentido!”, proclamó el canciller.

Hungría, que también depende del petróleo y el gas de Rusia, declaró a mediados de julio el “estado de emergencia” ante la crisis energética, con la invasión rusa a Ucrania como telón de fondo.

El acuerdo llega luego que la firma estatal rusa Gazprom anunció que a partir del miércoles recortará el suministro a Europa a través del gasoducto Nord Stream a 33 millones de metros cúbicos diarios, lo que supone alrededor del 20% de la capacidad.

La empresa justificó la medida ante la necesidad de realizar el mantenimiento de una turbina, pero el hecho ocurre en plenas tensiones por la guerra en Ucrania.

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck dijo que el Kremlin intenta debilitar el “gran apoyo a Ucrania” y abrir una brecha en la sociedad europea, agitando la incertidumbre y haciendo subir los precios, pero que eso será contrarrestado “con unidad y acción enfocada”.

Su homólogo luxemburgués, Claude Turmes, comentó a su vez que reducir el consumo de gas era “la mejor manera de hacer frente al chantaje con gas de (el presidente ruso, Vladimir) Putin”.

Ante la posibilidad de que Rusia corte el gas, la UE presenta un plan energético

En el plano militar, el conflicto continuó este martes con bombardeos “masivos” en el este y el sur del territorio ucraniano, donde centra actualmente su ofensiva.

Kiev denunció una serie de ataques cerca del puerto de Odesa y en la ciudad de Mikolaiv, ambas a orillas del mar Negro.

“En Odesa, se alcanzaron edificios residenciales de las aglomeraciones costeras sin hacer víctimas, según las primeras informaciones”, indicó el ejército en un comunicado en Facebook.

Los ataques rusos se producen pese al acuerdo firmado la semana pasada con Moscú para desbloquear las exportaciones de cereales ucranianos de tres puertos de la región de Odesa.

El trabajo del Centro de Coordinación Conjunto para facilitar la exportación de grano ucraniano iniciará sus actividades el miércoles con una ceremonia de inauguración en Estambul, confirmó el gobierno turco.

Paralelamente, la UE aprobó este martes una prórroga de seis meses a las sanciones impuestas en 2014 contra Rusia, que habían sido reforzadas por la invasión a Ucrania, mientras el Reino Unido anunció un paquete de medidas contra funcionarios rusos.

El Consejo Europeo, una de las siete altas instituciones de la UE, anunció en un comunicado que las sanciones “impuestas por primera vez (..) en respuesta a las acciones de Rusia para desestabilizar la situación en Ucrania, han sido expandidas de forma significativa desde febrero de 2022 ante la agresión militar no provocada e injustificada contra Ucrania”.

El trabajo del Centro de Coordinación Conjunto para facilitar la exportación de grano ucraniano iniciará sus actividades el miércoles con una ceremonia de inauguración en Estambul

El Gobierno de Reino Unido, por su parte, anunció sanciones contra más de 40 personas en relación con la invasión a Ucrania, entre ellos el ministro de Justicia ruso, Konstantin Chuichenko, 29 gobernadores del país y varios altos cargos de las regiones separatistas.

Entre los sancionados por Londres figuran líderes separatistas de Donetsk y Lugansk a quienes acusa de “socavar la integridad territorial de Ucrania” y de “ser enviados para aplicar las políticas de Rusia en la región invadida, apoyar los planes de Putin para anexionar ilegalmente más territorio de Ucrania y usar referendos falsos para legitimar su ocupación”.

En tanto, en medio de las tensiones entre el Kremlin y las potencias occidentales por la guerra, que afectaron la cooperación en el área espacial, Rusia informó este martes que dejará de operar en la Estación Espacial Internacional (ISS) “después de 2024”, según anunció el jefe de la agencia rusa Roscosmos, Yuri Borissov,

“Cumpliremos sin duda todas nuestras obligaciones con respecto a nuestros socios”, de la ISS, declaró Borissov, durante una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin en la que precisó que “se tomó la decisión de dejar esta estación”, informó la agencia de noticias AFP.

El científico señaló asimismo que cree que “entonces comenzaremos a crear la estación orbital rusa”, que será “la principal prioridad” del programa espacial nacional.

[comentarios]

Últimas noticias