22.2 C
Santa Fe
jueves 29 de septiembre de 2022

“No gracias”: la curiosa forma con la que un joven evitó un robo

La situación fue tan fuera de lo común que causó gracia a los tuiteros

Te puede interesar

Los episodios de inseguridad son lamentablemente muy comunes. Cualquier persona que conozcas seguro puede contarte sobre una vez que fue asaltado o le robaron algo en la calle sin que se diera cuenta.

Esta historia de inseguridad es bastante peculiar y llevó a un hilo de anécdotas igualmente bizarras.

El usuario @Jeretambu1 publicó en Twitter una captura de pantalla de un chat grupal de WhatsApp, en el que su amigo Agus empieza diciendo “Amigo, me parece que me trataron de robar recién, jaja”. Uno de sus amigos, sorprendido, le pregunta: “¿Cómo que TE PARECE?”

Su esposa confesó un robo mientras dormía y la entregó a la policía

La víctima del casi robo comienza a contar su historia: “Es que fue raro, jaja. Iba caminando con los auriculares y venía un chabón de frente con una bolsita, creí que me iba a vender algo así que me mentalicé para que si me frenaba le decía no gracias”.

“Entonces se me para enfrente y me dice ‘amigo, dame todo’. y lo esquivé y le dije no gracias. Cuando me di cuenta el chabón siguió caminando y yo me quedé pensando todo. Así que si quieren robarles díganles no gracias y listo”.

Lo que comenzó como un robo terminó convirtiéndose en una historia de lo más curiosa. (Foto: Twitter)
Lo que comenzó como un robo terminó convirtiéndose en una historia de lo más curiosa. (Foto: Twitter)

“Era tan fácil terminar con la inseguridad y no nos dimos cuenta”, fue uno de los comentarios que recibió la anécdota. Otra tuitera le respondió: “A mí me quisieron robar a punta de cuchillo el móvil y el dinero y le dije ‘te doy el dinero pero el movil no te conviene, porque es muy antiguo’ y lo miró con desprecio y me dijo ‘es verdad’. Se llevó 10 euros y yo me quedé con mi móvil”.

La historia se volvió viral en Twitter y muchos usuarios comenzaron a compartir sus historias de robos bizarros, además de varios memes sobre la situación. Una persona relató: “Un sábado en la mañana decidí irme caminando por un atajo bien solitario porque iba tarde a un ensayo y me encontré con dos tipos de frente y me arrancaron el bolso de la manos. Pero el teléfono y el dinero los tenía guardados en las pantorrillas.

María Susana: Robó y lo descubrieron porque le faltaban dos dedos

“Los tipos corrían y yo seguía mi camino, pero pensé “no me robaron nada de valor pero por qué me dejé quitar el bolso si no iban armados?” Así que corrí tras ellos gritando “devuélvanme mi bolso que allí no más hay cuadernos” cuando voltearon y me vieron el pánico les hizo soltar el bolso.”

Una persona relacionó la historia al personaje de Dora la Exploradora, el zorro que siempre quiere robarle cosas a Dora. (Foto: Twitter)
Una persona relacionó la historia al personaje de Dora la Exploradora, el zorro que siempre quiere robarle cosas a Dora. (Foto: Twitter)

Alegrándose de su tamaño, otro tuitero compartió: “Un día estaba subiendo al bus y un chorro se colgó de mi mochila para arrebatarmela, perdí el equilibrio y mis 123 kilos cayeron encima de el que lo dejé inconsciente , me levanté y me subí al bus y dejé al chorro tirado en la calle”.

Una persona intentó darle una explicación científica a lo que había sucedido: “Eso de verdad funciona, y el fenómeno tiene un nombre en psicología. No lo recuerdo ahora, pero es cuando una respuesta aparenta tener sentido, pero es absurda y te genera un lapsus en que pierdes el pensamiento crítico un par de segundos. En hipnosis se usa bastante.”

Por otro lado, algunos decidieron simplemente reírse de la situación con memes.

Este meme relata la situación a la perfección. (Foto: Twitter)
Este meme relata la situación a la perfección. (Foto: Twitter)

Dejamos para el final esta reflexión, que también es interesante: “Llevo un rato riendome y acabo de darme cuenta lo jodido que es tener tan normalizado que te intenten robar por la calle un día cualquiera.… menudo genio el tipo igual”.

[comentarios]

Últimas noticias