15.3 C
Santa Fe
sábado 6 de agosto de 2022

Imputaron a la esposa de un ex jefe policial por extorsión agravada por el uso de armas de fuego

Imagen ilustrativa: gentileza

Te puede interesar

Se trata de Silvina Elisa M., acusada de intervenir en la relación entre una empresa crediticia y un deudor moroso. Quedó en libertad bajo caución

Silvina Elisa M., esposa de quien fuera un alto jefe de la policía rosarina hoy retirado, fue imputada este viernes por el fiscal Federico Rébola por los delitos de extorsión agravada por uso reiterado de arma de fuego en carácter de partícipe necesaria y junto a otras personas que aún no fueron identificadas por la investigación.

Imputaron a los policías detenidos de la Policía de Seguridad Vial por más de 40 delitos

Tras una extensa audiencia, el juez de primera instancia Hernán Postma decidió anoche otorgarle a la acusada la libertad con restricciones por el término de 60 días y le dictó una caución real de 50 mil pesos y personal de someterse al cuidado de su esposo además de reglas de conducta.

Desplazaron a la cúpula de la Policía de Seguridad Vial de Santa Fe tras la detención de agentes

La mujer bajo la lupa judicial está casada desde hace 28 años con Daniel Corbellini, ex director de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario y de la central operativa OJO, quien de acuerdo a la investigación no tiene ningún tipo de vínculo ni está nombrado en el caso por el cual fue allanada su casa la noche del miércoles y por lo que ayer fue imputada su esposa.

De acuerdo a la acusación, la mujer trabajaba en la oficina céntrica de una empresa que se dedica a dar préstamos personales y a la que le adjudican haberse valido de amenazas y ataques a tiros contra la casa de un cliente para cobrarle un crédito que había caído en mora. En ese marco al denunciante, que vive con su esposa y es padre de tres hijos, le balearon dos veces la casa que habitan en el barrio Bella Vista.

La casa del ex jefe de la Policía de Investigaciones (PDI) y ex titular de la central operativa OJO, Daniel Corbellini, fue allanada este jueves, y fue detenida su esposa.

La casa del ex jefe de la Policía de Investigaciones (PDI) y ex titular de la central operativa OJO, Daniel Corbellini, fue allanada este jueves, y fue detenida su esposa.

Tras recibir una serie de amenazas telefónicas y una balacera el 21 de mayo pasado contra su vivienda de calle Amenábar al 3700, Matías Lucas M., solicitante de dos préstamos por 50 mil pesos cada uno a una firma que tiene sus oficinas en el primer piso de la Galería Libertad de calle Sarmiento al 800, realizó la denuncia ante el fiscal Rébola.

Duras amenazas

Según el denunciante, sólo debía unos 6.600 pesos para saldar el primer crédito y unos 77 mil pesos para pagar los dos préstamos cuando en nombre de la empresa crediticia le exigieron que dejara su casa ante la mora. Como no lo pudo cumplir, luego le reclamaron como forma de pago la entrega de distintos vehículos (un Volkswagen Fox, un Renault Kangoo y un Fiat Mobi) y la suma de dos millones de pesos a saldar en un plazo de 24 horas. Si no lo hacía, le señalaron, matarían a su familia.

Entre los mensajes extorsivos que recibió Matías M. le enviaron fotos de la documentación que él había aportado a la hora de solicitar uno de los créditos en la oficina de calle Sarmiento. En esas circunstancias, cuando las víctimas vieron las imágenes que le enviaban los extorsionadores dedujeron: “Es Silvina” (por la acusada). Es que, según ellos, nunca le dieron esa documentación a otra persona que no fuera esta mujer.

Ante ello, siempre según los dichos de los denunciantes, contactaron a la acusada para preguntarle qué estaba pasando y se toparon con una respuesta impensada: “No puede ser, esa información está resguardada”. Sin embargo, horas más tarde Matías M. y su pareja volvieron a ser amenazados con un mensaje de texto. En el mismo les dijeron: “Maniana vamos a hablar con Silvina y le vamos a poner los puntos xq la deuda la agarro la mafia. Y nos vas a tener que pasar los dos Boras” (sic), en relación a autos que supuestamente tenía el deudor. Además le advirtieron que la deuda a partir de ese momento trepaba a 350 mil pesos en un pago de 100 mil y cinco cuotas de 50 mil pesos “porque en un año y cuatro meses el interés es alto”. Ante el aumento, Silvina les dijo: “Los confites están caros y el inversor tiene que arreglar con esta gente”.

Después de una serie de mensajes, el 31 de mayo la casa de Matías M. volvió a ser atacada a tiros. Y siete horas después de la balacera la pareja deudora recibió un nuevo mensaje: “Ei hoy fue el aviso los dos Bora con 08 firmado sino ya sabe te mato cualquiera en el negocio” (sic). Luego les exigieron la friolera suma de un millón de pesos y les advirtieron que si no tenían ese dinero, aceptaban 600 mil pesos en efectivo.

“Yo lo cancelo”

La cosa siguió así hasta que el 2 de junio Silvina Elisa M. llamó al deudor y le ofreció cancelar ella la deuda con los apretadores pagando 150 mil pesos. De esa manera todo quedaría en sus manos. La víctima, entre lo malo y lo peor, aceptó la propuesta y al otro día la mujer le dijo que ya había pagado 700 dólares “con el propósito de que no lo molesten más”. Pero a Matías M. lo siguieron extorsionando con pedidos de dinero o autos.

El cabildeo continuó durante al menos un mes, hasta aproximadamente el 19 de julio, día en que el hombre recibió un mensaje telefónico de quien dijo ser la contadora de Silvina y quedaron en encontrarse en un hotel de Puerto Norte para que Matías M. realizara un pago de 20 mil pesos. Lo cierto es que hasta ese momento la víctima ya había devuelto un total de 175 mil pesos de los cuales, plantea la acusación, 150 mil fueron entregados en mano a Silvina M.

El fiscal Federico Rébola entendió que la mujer era partícipe necesaria de una maniobra de extorsión agravada por el uso de arma de fuego. Y basó la acusación en documentación, registros de intercambios telefónicos, audios grabados y documentos remitidos por WhatsApp que aportaron las víctimas. Asimismo, el fiscal dijo que de la situación no sólo participó la mujer sino que hay involucradas otras personas que aún no fueron identificadas.

[comentarios]

Últimas noticias