13 C
Santa Fe
domingo 4 de septiembre de 2022

El reclamo por los incendios intencionales en Santa Fe y Entre Ríos llega a los portales de Rusia

Imagen ilustrativa: Juan Mabromata

Te puede interesar

La cadena RT titula: “No podemos respirar”: el reclamo masivo de las personas afectadas por los incendios intencionales de pastizales en Argentina. La quema incide directamente en las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires.

Los incendios intencionales en el Delta del Río Paraná han provocado una emergencia ambiental en las provincias argentinas de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, en donde ya se han quemado por lo menos 100.000 hectáreas sin que hasta el momento haya ninguna persona detenida.

Una de las ciudades más afectadas es Rosario (Santa Fe), que lleva varios días cubierta de humo y en donde las autoridades incluso le han recomendado a la población que, si no es estrictamente necesario, no salga de sus viviendas, además de cerrar las ventanas y utilizar mascarillas aun en espacios cerrados.

Desde que la semana pasada se agudizó la crisis, han sido recurrentes las denuncias de personas a las que el humo les ha provocado dolor de cabeza, alergias, problemas respiratorios y ardor en los ojos.

Ante la emergencia, han convocado para mañana a una marcha bajo el lema “No podemos respirar”, y en la que exigirán una pronta reacción tanto de las autoridades locales como las nacionales, ya que los incendios se repiten anualmente sin que haya acciones contra los responsables.

La quema intencional es una práctica habitual en los humedales de las islas del Delta, ya que es la forma en la que los agricultores preparan el terreno para las siembras que realizan en septiembre, pero en los últimos años los incendios comenzaron a salirse de control.

Por eso, las organizaciones ambientales denuncian que el avance indiscriminado de la agricultura y la ganadería forma parte de la larga cadena de crímenes que afectan a los ecosistemas.

“Plomo o humo”

El lunes, como una forma de protesta, aparecieron pintadas en diferentes puntos de la ciudad. “Plomo y humo, el negocio de matar”, decía una de las más repetidas, en alusión a que Rosario es la ciudad más violenta del país debido a la penetración del narcotráfico.

“Basta de humo”, fue otra de las frases plasmadas en calles, edificios públicos y monumentos, junto con algunas más que denunciaban la inacción del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, y el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

En respuesta, Cabandié ya adelantó que tienen videos que demuestran cómo algunas personas comienzan los incendios, en tanto que Javkin insistió en que la crisis es responsabilidad del Gobierno nacional.

Mientras las autoridades no terminan de organizar operativos de prevención, organizaciones ambientalistas han insistido ante la Corte Suprema de Justicia para que se creer un comité de emergencia que frene las quemas y que permita que haya una intervención estatal en los humedales, lo que es resistido por los productores porque afectaría sus ganancias.

“Si nadie frena la quema indiscriminada y asesina, las consecuencias serán devastadoras”, advirtió la organización ambiental Equística, al recordar que la situación se agrava cada año sin que las autoridades sean capaces de evitar o de controlar los incendios.

Jessica Fernández Bruera, representante de la Multisectorial por los Humedales, advirtió que los faros de detección que usa el Ministerio de Ambiente recaba información que ya se tiene pero no ayuda a encontrar a los responsables.

Con respecto a las pintadas que hubo en la ciudad, consideró que demuestran que hay un hartazgo generalizado. “No podríamos decir de dónde vienen, pero me parece importante remarcar el carácter representativo que tienen, porque sales de tu casa y tienes plomo o tienes humo”, señaló.

 

 

 

 

[comentarios]

Últimas noticias