19.9 C
Santa Fe
jueves 22 de septiembre de 2022

Salen a la luz las cláusulas abusivas que Messi tuvo que soportar del Barcelona

Foto: gentileza

Te puede interesar

Los primeros contratos que firmó el argentino contenían cláusulas abusivas por parte del club, la primera de 150 millones, en contraste con el último, de 2017, el más alto de la historia del fútbol.

Lionel Messi firmó con 14 años un primer precontrato de trabajo con el Barcelona. Acompañado por sus padres al ser menor de edad,rubricó un acuerdo el 5 de diciembre de 2001 que le unía profesionalmente con el club azulgrana y que constituía la antesala de su primer contrato profesional, que no llegaría hasta pasados dos años. Entonces, Messi era un “jugador de fútbol no profesional, integrado en la plantilla de jugadores aficionados de fútbol del FC Barcelona”.

Constituía un primer acuerdo en el que ya adquiría el compromiso de, “en un plazo razonable, asegurar los servicios como jugador profesional” de la entidad azulgrana por un plazo de “nueve temporadas” y se establecía una primera penalización en beneficio del jugador: 150.253 euros en caso de que el FC Barcelona no quisiera, en 2003, hacerle el contrato profesional comprometido. Eso sí, si fuera el futbolista quien decidiera no firmar su primer contrato profesional con el club catalán para “vincularse a otro club”, tendría que indemnizar al Barça nada menos que con cinco millones de euros.

Esta multa se hacía extensiva a las tres temporadas siguientes. De manera paralela a estas obligaciones,los primeros emolumentos de Messi como jugador no profesional del FC Barcelona ascendieron a una “beca” de 5.409 euros por temporada, gastos aparte. Una desproporción evidente entre los ingresos del jugador y la penalización por dejar el club que era costumbre en la época y que fue considerada posteriormente por los tribunales como cláusulas prácticamente esclavistas, como reveló la sentencia del ‘caso Baena’, ex futbolista de las categorías inferiores azulgrana.

Ambas partes cumplieron fielmente su compromiso y el 1 de julio de 2003 se sentaron para firmar el primer contrato de trabajo del futbolista. De una parte, el entonces presidente Joan Laporta; su vicepresidente de Operaciones, Ferran Soriano; y su vicepresidente deportivo, Sandro Rosell. De la otra, de nuevo Lionel Messi acompañado de sus padres, que disponían “conjuntamente de la patria potestad sobre el menor y, en consecuencia, acuerdan, ratifican, legitiman y complementan la capacidad legal de su hijo”. A la familia Messi le asistió el abogado argentino Iván Horacio Hernández. El contrato tenía una duración de nueve años, expiraba el 30 de junio de 2012 y reservaba al Barça un derecho de tanteo en caso de que existiera una oferta de otro equipo una vez expirado el mismo.

1.500 EUROS POR PARTIDO
A renglón seguido, se establecieron sus condiciones económicas, irrisorias si se comparan con los emolumentos que percibía durante sus últimas temporadas en el club, pero elevadas para un jugador de su edad. Así, Messi pactó ganar un fijo de 45.977 euros durante la temporada 2003/04 y 1.503 euros por partido oficial jugado aparte. Estas cantidades se iban incrementando considerablemente con el paso del tiempo. De tal forma que durante la siguiente temporada, Messi pasaba a ganar un fijo de 64.368 euros y 1.653 euros por partido. En la 2005/06, el fijo se elevaba a 82.759 euros y el abono por encuentro oficial se fijaba en 1.803 euros. En la 2006/07, el salario alcanzaba ya los 96.553 euros y el partido oficial disputado, 2.104 euros.

El salto de sus emolumentos se fijó al año siguiente, cuando pactó cobrar 275.865 euros y 6.010 por partido. Las cifras de su contrato iban en ascenso hasta que en la 2011/12 acabaría por percibir un fijo de 432.188 euros y 8.414 por encuentro oficial, entendiendo por esto último “todos aquellos partidos oficiales en que el jugador actúe un mínimo de 45 minutos”. “En caso de jugar menos tiempo, los minutos en que actúe se irían acumulando hasta completar los 45 minutos que le darán derecho a la percepción del premio antes citado”, establecía el contrato.

9.015 EUROS POR DERECHOS DE IMAGEN
Al mismo tiempo, se pactó con Messi que percibiera un bonus como “compensación convenida por el derecho del equipo técnico para fijar al jugador en la posición más conveniente, convocarle o no para jugar en los partidos oficiales o amistosos, alinearlo o cualquier otra necesidad deportiva”. Este premio oscilaba entre los 5.109 euros anuales de la 2003/04 y los 48.021 euros de la 2011/12. A su vez se le pagaba por la cesión de sus derechos de imagen 9.015 euros anuales en su primera temporada y 84.743 euros en la última del contrato.

Eso sí, la cantidad más importante estaba ligada a su presencia en el primer equipo del club. De esta forma, “si hubiera disputado 25 partidos” con la primera plantilla, Messi acordó un “bonus” de 901.518 euros. Si jugara 45 partidos, se le pagaría el mismo bonus por la misma cantidad exacta, y si el número de encuentros alcanzase los 65, el premio automático volvía a fijarse en otro pago por la misma cantidad. Eso sí, “no podrá percibir en una misma temporada más de un bonus, sin perjuicio de su acumulación para la siguiente”.

La cláusula de rescisión era, sin lugar a dudas, lo más relevante de este primer acuerdo. Si jugaba en el primer equipo y se marchaba a otro club, debía abonar 150 millones de euros. Si jugaba en el Barça B, 80 millones de euros; y si, por el contrario, estaba en el C, el precio de su libertad quedaba establecido en 30 millones. En el caso de que fuera el Barça quien decidiera prescindir de sus servicios anticipadamente, las indemnizaciones que le abonaría oscilarían entre los 180.304 euros y los 300.506 euros. De nuevo, una abusiva desproporción.

Messi, que debutó con el primer equipo azulgrana en octubre de 2004, permaneció en el FC Barcelona hasta el vencimiento de su último contrato, en 2021, firmado en 2017. En ese momento, ganaba lo que nunca antes había ganado un deportista en el mundo: hasta 138 millones por temporada entre fijos y variables al tiempo que tenía firmadas una prima de renovación de 115.225.000 euros y otra de fidelidad de 77.929.955 euros. Marcó 672 goles y consiguió 35 títulos: 10 ligas, 7 Copas del Rey, 8 Supercopa de España, 4 Champions League, 3 Supercopa de Europa y 3 Mundiales de Clubes.

[comentarios]

Últimas noticias