34.5 C
Santa Fe
martes 6 de diciembre de 2022

Seis consejos para alargar la vida de los neumáticos

Imagen ilustrativa: gentileza

Te puede interesar

Desde que comenzó la disputa entre los fabricantes de neumáticos y el sindicato Sutna, conseguir ruedas nuevas en el mercado argentino es una tarea prácticamente imposible. Siguiendo algunas recomendaciones se puede atenuar su desgaste y retrasar la sustitución.

En el contexto actual, es fundamental para los conductores poner el foco en el cuidado de los neumáticos actuales de sus vehículos, a fin de evitar el cambio y así ahorrar mucho tiempo (no se consiguen fácilmente) y dinero.

Neumático: sin acuerdo en el Ministerio de Trabajo, se extiende el conflicto

La vida útil de los neumáticos depende de varios factores como son la clase de vehículo, la potencia o el compuesto de la goma, diferente según el tipo y la calidad. En cualquier caso y como recomienda la DGT, habrá que sustituirlos cuando los surcos de la banda de rodadura lleguen a los tres milímetros de profundidad y antes de alcanzar el límite legal para poder circular, fijado en 1,6 milímetros.

Neumáticos: el gobierno intimó a fabricantes por los altos precios

Por lo general, el ciclo de vida de un neumático puede superar los 40.000 kilómetros aunque, siguiendo los siguientes consejos, se puede alargar y retrasar así su reposición.

Lo barato sale caro y en el caso de los neumáticos se cumple. Los neumáticos de mejor calidad suelen durar más, pero también son más seguros a la hora de mantener la estabilidad del coche y conseguir una frenada eficaz. Evitan accidentes que provocan daños bastante más costosos de reparar.

Revisar las presiones

La presión correcta de inflado, recomendada por el fabricante del vehículo, será primordial para que el neumático cumpla debidamente su función y no se desgaste prematuramente. Tan perjudicial es una presión insuficiente como otra excesiva, el neumático lo acusará y se degradará con mucha rapidez.

Realizar un buen mantenimiento

Igual deimportante será para la conservación de los neumáticos el cuidado del propio coche. Conservar la suspensión y los amortiguadores en buen estado y una correcta puesta a punto tanto del paralelo como el equilibrado de las ruedas garantizará que rueden en las mejores condiciones para durar.

Evitar el exceso de carga

Si no es necesario transportar carga, es mejor aligerar lo que se pueda, ya que los kilos siempre van en detrimento de la longevidad de los neumáticos.

Conducción conservadora

Hay que evitar las aceleraciones, frenadas bruscas y velocidades elevadas. También habrá que trazar las curvas de forma suave y al aparcar tener cuidado para no rozar contra los bordillos, causando daños a los componentes externos e internos del neumático. Además será conveniente usar siempre que se pueda la fuerza de retención del motor para ralentizar la velocidad (por ejemplo en las bajadas prolongadas), no solo evitará desgastar las pastillas de freno sino también la banda de rodadura de los neumáticos. Y cuando se circule por carreteras en mal estadoo por pistas sin asfaltar, reducir la velocidad para no acelerar el desgaste excesivo que sufren los neumáticos sobre este tipo de superficies.

Permutar la posición

Cambiar las cubiertas de posición es una operación que se suele hacer cada 10.000 kilómetros de uso para favorecer que la banda de rodadura se desgaste uniformemente en los cuatro neumáticos. Pero atención, dependiendo del modelo de coche no siempre será posible y la forma de intercambiarlos resultará diferente en los de tracción delantera, propulsión trasera o 4×4. Para realizar esta operación lo mejor es acudir a un taller especializado y seguir los consejos del personal cualificado, así como las indicaciones del fabricante del vehículo en cuestión.

No usar neumáticos caducados

Para terminar, hay que tener en cuenta que tampoco se debe alargar demasiado la vida de los neumáticos porque tienen una fecha de caducidad a partir de la cual sus componentes pierden cualidades, lo que que también puede afectar muy negativamente a la seguridad vial. Por ello, y como norma general, hay que evitar neumáticos que tengan más de diez años, ya sea en uso o nuevos que hayan permanecido almacenados durante ese tiempo.

[comentarios]

Últimas noticias