37.5 C
Santa Fe
sábado 26 de noviembre de 2022

Video: hizo snowboard en un enorme basural de Bariloche para generar conciencia

Foto: gentileza

Te puede interesar

El entrerriano Esteban Cossy se filmó en esta travesía que busca la clausura total y definitiva de un lugar con alto impacto de contaminación.

Esteban Cossy es un joven nacido en Paraná, Entre Ríos, experimentado en un aclamado deporte de nieve: el snowboard. Como instructor, pasa las temporadas de invierno entre el hemisferio sur y el hemisferio norte persiguiendo los inviernos particularmente en dos lugares: Bariloche y Lake Tahoe (California).

La contaminación del aire en Rosario es cinco veces mayor al límite de la OMS

“Fui a ver el basural a cielo abierto, y esa primera imagen prendió la chispita de querer hacer algo al respecto. Ahí empezamos a investigar, estuvimos meses leyendo sobre el tema, conversando sobre las personas involucradas, porque entendíamos que si íbamos a comunicar había una responsabilidad y debíamos aportar datos ciertos, para no generar más confusión de la que ya hay. En el camino se fueron sumando diferentes personas que sumaron sus perspectivas”, indicó.

Contaminación planetaria: el agua de lluvia ya no es potable en ningún lugar de la Tierra

De esta manera la agrupación barilochense se propuso filmar un documental como proyecto para concientizar sobre su vertedero, que encabeza el top 50 de los basurales a cielo abierto más contaminantes del mundo según la Asociación Internacional de Residuos Sólidos, que recomienda su clausura inmediata.

Se pusieron en contacto con Esteban y le preguntaron si conocía a alguien que tuviera las ganas y valentía de subir una montaña de residuos para deslizarse con su tabla, y no dudó: “Yo, vamos”.

Las emociones oscilaban entre la ansiedad de surfear una montaña de residuos, y racionalizar que lo que tenían enfrente era lo que la sociedad “oculta bajo la alfombra”. Pero Esteban y Somos B tenían muy en claro su objetivo.

“La concientización, porque implica un cambio mental y de hábito sobre el consumo, y a partir de ahí se empiezan a prender alarmas de cuestionar por qué hacemos lo que hacemos, por qué consumimos lo que consumimos, qué pasa con lo que tiro en mi casa… un montón de preguntas que van llevando a un cambio necesario. Es como un barco que se hunde, primero tenemos que hacer que no se hunda, y después lo llevamos a la costa a repararlo”, precisó.

La montaña de basura está ubicada a la vera de la ruta 40, poco después del “el Alto” de la ciudad en la dirección hacia El Bolsón, y sólo acopia los residuos de Bariloche. Entre el Cerro Ventana y el comienzo del Lago Gutiérrez, una columna de árboles logra tapar un cúmulo de efectos nocivos para el ambiente y las personas: “La gente que va a Bariloche no sabe dónde está, muchas veces ni siquiera quienes viven en Bariloche lo saben. Lo más loco es que está escondido al aire libre, es un juego óptico”.

Los basurales a cielo abierto, por el propio efecto de la descomposición de millones de toneladas de residuos no controlados, provocan la emisión de líquidos tóxicos, gases inflamables que provocan incendios, y la contaminación de suelo, aire y agua.

“El municipio es tan responsable como el vecino, este es un problema de toda la gente de Bariloche”, respondió Esteban sobre el criterio de responsabilidad.

[comentarios]

Últimas noticias