27.4 C
Santa Fe
sábado 26 de noviembre de 2022

Escándalo en Villa Saralegui: el Presidente comunal y su hijo atacaron brutalmente a un productor

El violento episodio tuvo lugar este lunes.

Te puede interesar

Además, lo amenazaron de muerte. La víctima brindará una conferencia de prensa en la Sociedad Rural de San Justo.

Federico Aguer

 

“Te vamos a hacer cagar, y si subís el video, sos boleta”, fue la tajante amenaza disparada por Walter Sola y su hijo, luego de descargar de forma violenta su ira contra Leonardo González Kees, productor agro ganadero. La mediación de un agente policial permitió a la víctima refugiarse momentáneamente en el móvil, y salvar así su integridad.

 

El atacante resulta ser el presidente comunal de Villa Saralegui, un distrito del departamento San Justo que desde hace años viene llevando adelante una polémica política impositiva, que ha suscitado el sistemático rechazo por parte de los productores.

 

En diálogo con Campolitoral, González Kees confesó sentirse todavía shockeado. Y relató los hechos. “Ayer fui a la Comuna de Villa Saralegui (que está pegada a nuestro establecimiento Los Retoños, en el que desde 1980 mi familia trabaja ese campo)”, comenzó relatando.

 

 

“Fui a partir de una intimación por unas tranqueras supuestamente mal colocadas, y ante mi reclamo, Nicolás Sola (también parte de la comuna) y su padre (el presidente comunal Walter Sola) enardecido me arroja mi celular y comienzan no sé si fueron 5, 10 minutos o media hora de golpes y patadas. Caí al suelo, me tapé la cabeza para recibir la menor cantidad de golpes que me dieron en la cabeza, brazos y espalda, mientras uno me sostenía el otro me pegaba”, agregó.

 

 

“Afortunadamente el comisario Llanes vio todo y me sacó en el móvil policial, tuvimos que huir de la comuna delante del personal”, relató González Kees, quien aprovechó para agradecer la intervención del fiscal de San Justo, luego de pasar por el hospital a constatar las heridas.

 

Un joven resultó herido tras una brutal pelea de “trapitos”

 

La gota que derramó el vaso

 

Walter Sola accede a la comuna de Villa Saralegui en 2014, y según recuerda el productor, “de entrada quiso llevar la tasa de 2 litros a 5 litros. Acá hay campos muy buenos, pero muchos otros con espartillos, no es todo suelo clase 2, pero ese es otro tema. Nunca fue posible mantener un diálogo, se hizo un acta de conciliación. Y este año la primera cuota vino con un aumento injustificable”, sostuvo.

 

A raíz de eso, un nutrido grupo de productores llevó adelante un reclamo ante los representantes del Senado provincial. “Quiero destacar la unión de los productores del distrito, que hicieron las presentaciones ante Felipe Michlig y Raúl Gramajo que nos derivaron a Jorge Henn Defensor Del Pueblo que nos atendieron muy bien”, remarcó.

 

“Sola es una persona agresiva, que tiene a disposición los recursos para mantener los caminos, pero su voracidad y su forma de vida no coinciden con el ingreso de un presidente comunal. Hoy las redes sociales son muy útiles para poder comprobarlo”.

 

golpiza productor villa saralegui

 

Palos en la rueda

 

“Nosotros nos dedicamos a producir, venimos pagando las tasas bimestrales. pero la ordenanza es sospechosa, está plagada de irregularidades, se le han pedido rendiciones de cuentas que no hace, los balances que todo funcionario público tiene que presentar, porque son funcionarios públicos. No sabemos dónde va el dinero”, afirmó.

 

El distrito es de 106,000 hectáreas aproximadamente donde el impuesto está indexado a través del aumento del gasoil.

 

“Esto es un quiebre total y quiero destacar el apoyo de tantas instituciones y de productores que se están manifestando, me tocó a mí, puse el pellejo, pero esto es muy triste. El distrito además refleja una problemática de inseguridad rural, donde el abigeato es moneda corriente, y dentro del grupo es algo cotidiano compartir las imágenes de los animales carneados”.

 

Por último, González Kees admitió que en estas circunstancias se hace difícil producir. “La verdad que me hubiera gustado estar hablando de los proyectos que tenemos, las ganas de hacer, de incorporar genética, pero tenemos que hablar de esto. Lo que no mata te fortalece, trato de agarrarme de eso, porque me debo al ejemplo que he tenido de mi familia: mi padre tiene 85 años y uno se debe a él y al resto de la familia. Es una Argentina difícil, hay políticos honorables de raza, pero hay individuos como este que le hacen mucho daño a la política”, finalizó con amargura.

 

La denuncia

 

 

 

[comentarios]

Últimas noticias