18.7 C
Santa Fe
domingo 13 de noviembre de 2022

Incidente en una base militar española por la presencia de una gallina con una cámara

Imagen ilustrativa: gentileza

Te puede interesar

En medio de un campo de maniobras, los militares detectaron la presencia de una gallina que no se movía. Esto les llamó la atención, pero sobre todo que junto al ave de corral hubiera sensores y una cámara. Desde la base de Sant Climent alertaron a los Mossos d’Esquadra (Policía), que enviaron una patrulla de seguridad ciudadana.

Un biólogo dijo que se trataba de una investigación científica autorizada y que desconocía que era zona excluida.

Video: aterrizaje forzoso de dos globos aerostáticos en las calles de Valladolid

Incidente en la base militar de Sant Climent Sescebes (Girona) por la presencia este miércoles de una gallina que llevaba sensores y una cámara dentro de la zona de maniobras. El ave estaba atada sola en medio de un campo.

Polémica frase de la ministra de Igualdad de España sobre la sexualidad infantil: piden su renuncia

Su aparición hizo que desde la base alertasen a los Mossos. Una vez allí, los agentes comprobaron que la cámara llevaba una etiqueta donde se leía: ‘Universitat de Girona, estudio de la fauna’.

Entonces, apareció un biólogo explicando que se trataba de una investigación científica autorizada, y que desconocía que aquel fuese un espacio de exclusión. Resuelto el misterio, y aclarado el malentendido, los Mossos devolvieron a la gallina y los aparatos electrónicos al investigador.

Una gallina, una cámara, maniobras militares, Mossos d’Esquadra, un biólogo y una investigación científica. Por más inverosímil que pueda parecer, todos estos ingredientes han formado parte de una historia con tintes surrealistas en la comarca gerundense del Alt Empordà. El escenario, la base militar Álvarez de Castro de Sant Climent Sescebes; y la hora, las 13.30 horas.

Cuando los agentes de La Jonquera llegaron al campo de maniobras y se acercaron al animal, vieron que la gallina estaba viva y atada. Delante del ave había un sensor de movimiento y una cámara que la estaba grabando. El dispositivo de grabación llevaba una etiqueta en la que se leía: ‘Universitat de Girona, estudio de la fauna’.

Estudio científico

Fue entonces cuando apareció un biólogo de la UdG diciendo que todo formaba parte de una investigación científica y que tenía la autorización pertinente para llevarla a cabo. Según fuentes próximas al caso, formaba parte de una investigación zoológica en la zona de la Albera sobre el águila perdicera. Además, no era la primera vez que se hacía un estudio de estas características. A diferencia de otras veces, sin embargo, el investigador no sabía que había dejado atada a la gallina en una zona de exclusión militar.

[comentarios]

Últimas noticias