22.4 C
Santa Fe
sábado 4 de febrero de 2023

Cometa Halley: pide un deseo y mira la lluvia de estrellas fugaces

Este fenómeno astronómico volverá a ocurrir dentro de 39 años

Te puede interesar

El jueves y viernes por la noche millones de personas podrán observar uno de los fenómenos astronómicos más fascinantes del año. Se trata de la lluvia de estrellas Oriónidas. Este evento ocurre gracias al cometa Halley. 

El fenómeno se podrá apreciar a simple vista, sin necesidad de poseer instrumentos, durante la madrugada y hasta el fin de semana

Habrá que esperar 39 años para un nuevo paso del cometa Halley, pero mientras tanto se puede disfrutar de la lluvia de estrellas fugaces que deja la estela del meteoro cuando la Tierra se acerca a su órbita. Ocurre dos veces al año, una en mayo y otra en octubre, y es conocida como lluvia de estrellas fugaces oriónidas, donde se encuentran las Tres Marías.

Una increíble foto del cielo en Villa Traful se llevó el reconocimiento de la NASA

Es por eso que desde esta medianoche de jueves, el viernes y el fin de semana solo bastará arrellanarse en una reposera con los ojos atentos a la constelación de Orión. Estiman que cerca de 20 estrellas fugaces por hora surcarán el cielo de manera efímera.

El último paso del cometa Halley ocurrió entre finales de 1985 y principios de 1986 y volverá a pasar cerca del planeta Tierra en 2061. Desde hace años, en esta época suele celebrarse la “lluvia de deseos” producto del paso de estrellas fugaces «oriónidas», nombre que obedece al hecho de que parecen provenir de un sector de la constelación de Orión, el gigante cazador en donde se encuentran las conocidas Tres Marías.

“Las oriónidas específicamente son partículas de polvo desprendidas del famoso cometa Halley en sus diversos pasos por las cercanías al Sol cada 76 años”, comentó en declaraciones a La Capital el astrónomo Conrado Kurtz para precisar que “las lluvias de meteoros o estrellas fugaces son partículas desprendidas en su mayoría de cometas”.

En ese sentido, sostuvo: “Estos cuerpos están constituidos básicamente por hielos, principalmente agua, y en menor medida dióxido de carbono, amoníaco y otros, y polvo. Cuando se acercan al Sol, la luz solar hace que el hielo superficial se volatiliza (pasa a estado gaseoso) y las partículas adheridas al hielo se desprenden y forman las conocidas colas de los cometas y dispersándose a lo largo de su órbita”.

A su vez, explicó: “Si la órbita del cometa cruza en algún punto la de la Tierra, cuando nuestro planeta pasa por esa intersección, barre las partículas presentes en su camino produciendo las lluvias de estrellas fugaces o meteoros”.

También apuntó que este año, la Luna menguante no obstaculizará la observación de este fenómeno. Y recomendó que el mejor momento para ver esta lluvia de meteoros es después de la medianoche, en una reposera. Pueden aparecer en cualquier sector del cielo en cualquier momento.

“A pesar de su nombre, las estrellas fugaces no son estrellas que se caen, pedazos de estrellas o estrellas que mueren, sino que son pequeñas partículas de polvo, más pequeñas que un grano de arena, y entran en la atmósfera de la Tierra a una velocidad de entre 70 mil y 250 mil kilómetros por hora”, describió.

A la lluvia de estrellas fugaces se las llama oriónidas porque es el punto del cual parecen provenir y ocurre dos veces al año, una en mayo (en la constelación de acuario) y otra en octubre (constelación de orión), pero pueden apreciarse en todo el cielo. “Se pueden ver en todo el mundo y se ven mejor en el hemisferio sur, el único requisito es que el lugar sea lo más oscuro posible, ya que no hace falta ningún instrumento”, aseguró Kurtz, porque solo bastará con recostarse en una reposera para ampliar el campo visual.

En fenómeno se podrá ver a partir de la medianoche de este jueves y madrugada del viernes y se puede llegar a ver hasta el 2 de noviembre. “Será decreciente, por eso es mejor apreciarlo durante este fin de semana y después de la medianoche, que es cuando hay más abundancia”, recomendó.

“Orión ese punto en el cual parecen provenir comienzan a verse, cuanto más alto está el punto del cual parecen provenir tenemos más chances de verlas. Se calcula que pueden llegar a pasar de manera aleatoria cerca de 20 estrellas fugaces por hora”, señaló.

 

[comentarios]

Últimas noticias