36.2 C
Santa Fe
martes 31 de enero de 2023

Tras dos suicidios de policías en General Obligado: hay preocupación por la salud mental de los efectivos

Psicólogos trabajan en la prevención

Te puede interesar

Lo informó el jefe de la Unidad Regional IX, Julio Lucero. La medida fue tomada tras la drástica decisión de dos efectivos de terminar con su vida.

Gustavo Capeletti

 

Luego de consultar con el encargado del área de psicología y tras los dos suicidios de policías ocurridos en las últimas horas en Avellaneda y Tacuarendí, el titular de la Unidad Regional IX de Policía, comisario general Julio Lucero confirmó la llegada de un equipo de profesionales para atender la problemática suscitada.

 

“Se trata de tener charlas con el personal y tener algún tipo de indicios que puedan ayudarnos a evitar que esto se vuelva a repetir. Son cuestiones personales, no tuvo relación directa con el trabajo, pero sí nos afecta muchísimo porque en ambos casos se ha usado el arma de la provincia”, manifestó el funcionario que conduce la policía de General Obligado.

 

El jefe policial admitió que “son cuestiones que preocupan a la institución en general y ese el motivo por el cual ahora la provincia mandó un equipo de psicólogos para tratar de determinar si se trata de algo en especial, si tiene vinculación o no con el trabajo”.

 

En tanto, analizó que “se entiende, en principio, que podría ser totalmente ajeno a la parte laboral. De todas maneras, igual se va a trabajar con otros posibles casos”. Concretamente, lo que se está investigando y que está a cargo de la fiscalía, tendría que ver más con una cuestión personal que laboral, estimó.

 

Buenos Aires: un policía se pegó un tiro en la cabeza en el baño de una estación de servicio

 

Estrés

 

Más adelante, expuso lo empinado de la función policial: “De todas maneras, nunca podemos desvincular lo que es la parte personal de la laboral porque es una situación distinta a la de otro trabajador, porque nosotros trabajamos solamente con problemas, nadie te llama para felicitarte, los problemas de la gente los recibimos nosotros y eso puede generar un estrés más de lo debido, a esto agregado una situación personal puede llegar a tener algo que ver”.

 

Empero, dijo que “es un tema que lo va a ver ahora los psicólogos, ya está la Oficina de Bienestar y Género trabajando acá en la zona, está siguiendo casos particulares que hay por consejo de algún jefe o en situaciones donde el mismo personal se presenta a comentar esa situación”.

 

Consultado sobre si existen exámenes psicológicos dentro de la fuerza, el jefe departamental indicó que “cuando ingresamos a la fuerza tenemos controles psicológicos y después, cada dos años, tenemos los cursos que se dan en el Isep”, donde “hay psicopedagogos y psicólogos que pertenecen a la institución, pueden llegar a detectar algo o no. En realidad, siempre hay un seguimiento de parte de las unidades que son los jefes directos los que van orientando, con algunos tips, a los psicólogos de la institución para trabajar o no sobre un caso”.

 

Acerca de los protocolos imperantes en la fuerza, el jefe Lucero reveló que “nosotros ante un mínimo detalle, problema familiar, con vecinos, de violencia o de índole parecida que pueda llegar a tener intervención algún policía, aunque sea una sospecha automáticamente el protocolo es el retiro del arma y someterse a un tratamiento psicológico (…). Hoy en días tenemos veintipico de personas con un seguimiento de psicólogos”.

 

De los 500 policías que prestan servicios en la Unidad Regional IX, hay 27 efectivos con carpetas psicológicas y 52 numerarios con licencias médicas.

 

Rosario: un agente policial le salvó la vida a una mujer que quería arrojarse de un puente

 

Dos casos

 

El sábado 29 de octubre pasado un efectivo policial de 26 años, oriundo de la localidad de Intiyaco, terminó con su vida efectuándose un disparo en la zona de la cien con el arma reglamentaria. El cuerpo fue hallado, en horas de la tarde en la intersección de Calle 302 y Ruta Provincial 31, en la zona norte de Avellaneda. Se trató de D.N.M., quien se desempeñaba como efectivo de la policía de Seguridad Vial de Santa Fe.

 

Al día siguiente, un miembro la Dirección General de Seguridad Rural “Los Pumas” se quitó la localidad de Tacuarendí, en el norte de General Obligado. A las 16:05 de ese domingo, una patrulla policial arribó a la vivienda de J.A. M tras tomar conocimiento del suceso que involucraba al agente rural. Una vez en el lugar, los policías dieron cuenta que este integrante de la fuerza de seguridad, de 32 años, se habría descerrajado un disparo de arma de fuego en la cabeza. Agonizante, fue trasladado por el servicio de emergencia al Hospital de Villa Ocampo por la gravedad de la lesión producida. A las 17:25, desde el nosocomio se informó su deceso.

 

“Los problemas de la gente los recibimos nosotros y eso puede generar un estrés más de lo debido”

Julio Lucero

Jefe de la Unidad Regional IX

[comentarios]

Últimas noticias