22.2 C
Santa Fe
viernes 27 de enero de 2023

El “fantasma” del Sanatorio Finochietto: molestos por la situación, brindaron explicaciones

Los llamaron desde Estados Unidos, México, Panamá para consultarlos

Te puede interesar

Desde la institución niegan que se trate de un hecho paranormal y argumentaron, que “la puerta estaba rota” y que “ocurrió justo cuando la persona estaba sola”, considerando que el empleado que protagonizó el escalofriante momento suele trabajar acompañado “nadie más vio nada”.

El Sanatorio Finochietto de la Ciudad de Buenos Aires dijo que el video del supuesto “fantasma” que ingresa a su guardia es falso.  En las imágenes que se viralizaron martes, un trabajador de seguridad recibió en la guardia a una supuesta mujer mayor. Sin embargo, según los médicos, la paciente nunca estuvo en el lugar y ella estaba muerta.

Video viral: un guardia del sanatorio Finochietto atendió a un fantasma y le ofreció una silla de ruedas

“Lo único que puedo decir es que esto molestó, porque perdimos toda la mañana con esto. Me llamaron desde Estados Unidos, México, Panamá, por algo que casi seguro, lo puedo asegurar, es una situación armada. No se si para hacer una broma o qué, pero se viralizó. Lo que yo no creo es en fantasmas”, dijo el doctor Guillermo Capuya, responsable de Relaciones Institucionales del Sanatorio Finochietto.

El misterioso hecho ocurrió en la madrugada del pasado viernes, cuando el hombre asegura que recepcionó a una mujer que pidió ser atendida por un médico de guardia y horas después, al ver que esta no salía de la consulta, llamó a los médicos para consultar su estado. Para su sorpresa, estos le dijeron que no habían recibido a ninguna paciente.

Estremecedor: aseguran que un fantasma empujó a una bebé y el video se volvió viral

El escalofriante momento quedó registrado en video por las cámaras de seguridad. En concreto, las imágenes muestran cómo la puerta automática se abre sola, sin que haya nadie del otro lado, y cómo inmediatamente el trabajador de seguridad se levanta y camina hacia la entrada para poder recepcionar a la persona que supuestamente acababa de entrar.

Además, se puede apreciar cómo el hombre corre la cinta de peligro, rellena una planilla e incluso le ofrece una silla de ruedas a esa persona a la que él estaba viendo, aunque las cámaras no lo hayan registrado, para luego volver a su lugar. ¿La peor parte? Cuando el recepcionista fue consultado sobre los datos que registró, estos correspondían a un paciente que había fallecido el día anterior.

Sin embargo, Capuya aclaró que “el personal de seguridad no tiene vínculo con la institución”, ya que es tercerizado, y que “no hay nada, no hay registro del ingreso que dice esa persona”.

Capuya insistió en que aquella noche realmente no se registró ningún nombre, desmintiendo la historia de que los datos tomados por el empleado coincidían con un paciente fallecido el día anterior. “No hay registros, eso es mentira”, reiteró.

A su vez, el responsable de Relaciones Institucionales del lugar reveló que “la puesta está rota” y “se abrió como 28 veces en 10 horas”. “Esto sucedió justo cuando esta persona estaba sola, porque siempre está acompañada…Los compañeros tampoco vieron nada”, concluyó.

 

 

[comentarios]

Últimas noticias