32.7 C
Santa Fe
miércoles 23 de noviembre de 2022

Mundial de Qatar: Bélgica derrotó a Canadá 1 a 0

La falta de puntería y la solidez de Courtois les jugaron una mala pasada a Canadá

Te puede interesar

No hay vuelta que darle. En el Mundial mandan los detalles y también, la jerarquía. Un error se paga. La calidad, hace la diferencia. Bélgica la pasó mal gran parte del partido con la sorprendente Canadá.

Por un penal que Courtois le atajó a Davies y un gol de Batshuayi, los belgas festejan un 1-0 bravo ante un buen rival.

Tan mal la pasó, que necesitó de las manos salvadoras de Courtois, el mejor arquero del mundo. Por empezar, el 1 del Real Madrid le atajó un penal a Davies a los 9 minutos de partido. Y luego, cuando el equipo belga había hecho muy poco para ponerse en ventaja, un excelente pase al vacío de Alderweireld desde 40 metros se filtró entre la defensa canadiense y dejó solo a Batshuayi, quien no falló: fue 1-0, con lo puesto.

Eso sí, ni siquiera la diferencia a favor logró que Bélgica defendiera su chapa de candidato creciente, esa que fue elaborando en estos años (con podio en Rusia 2018, bajando a Brasil) para transformarse en un equipo con posibilidades de dar el golpe. No estuvo iluminado De Bruyne (muy impreciso, sin poder de fuego) y tampoco Hazard (salió temprano, a los 16 del ST). Sin embargo, así le alcanzó para imponerse, aunque nunca jamás tuvo el control del partido. Canadá pisó más el área rival que el propio favorito en todas las apuestas. Y hasta mereció más que llegar al empate.

¿Por qué no pudo ni siquiera igualarlo? Porque falló en la resolución final. Llegó bien, llegó con mucha gente, llegó con decisión, sobre a partir de un inspirado Buchanan, quien juega justamente en el Brujas belga y tuvo un partido especial. Quizás como consuelo le sirva que se la hizo pasar mal a uno de los equipos de punta y que estuvo en partido hasta el final. Incluso, las veces que se expuso a las contras que encabezó la figura del City (no siempre con éxito), mostró un espíritu solidario para recuperar y despejar el peligro.

Así, entonces, sufrió más de la cuenta con un bravo rival, que llevaba 36 años sin disputar un Mundial (es su segunda participación desde México 86). Esa historia no se notó. Aunque la jerarquía terminó haciendo la diferencia. Y acompañó la lógica. En un Mundial con varios batacazos (qué decir, ¿no?) tampoco es poca cosa…

[comentarios]

Últimas noticias