27.8 C
Santa Fe
sábado 28 de enero de 2023

Irán, bajo amenaza por el regimen de Teherán, se enfrenta con Estados Unidos por el Mundial de Qatar

El partido más político del torneo

Te puede interesar

Las familias de los futbolistas están expuestas a la cárcel o la tortura, según la actitud que asuma el seleccionado en medio del grave conflicto que atraviesa el país asiático

Veinticuatro años después del primer partido entre ambos seleccionados por una Copa del Mundo, Irán y Estados Unidos protagonizarán este martes, desde las 16 (hora argentina), un nuevo enfrentamiento. Con el recuerdo del 2-1 en favor de los asiáticos en Francia 1998, este duelo por la tercera fecha del Grupo B está envuelto en una inmensa dosis de carga política y, en simultáneo, está en juego un lugar en los octavos de final del Mundial Qatar 2022.

 

Las décadas de enemistad entre los dos gobiernos, que rompieron sus relaciones diplomáticas tras la Revolución Islámica en Irán de 1979, aparece como el telón de fondo de un choque de alta tensión deportiva en el estadio Al Thumama, de Doha. Y en paralelo a lo que implica el desafío futbolístico, los futbolistas iraníes entrarán nuevamente en el campo con una carga extra en sus espaldas, prácticamente bajo amenaza. Es lo que hay detrás del velo.

 

A la polémica que se generó cuando Irán le exigió a la FIFA la expulsión de Estados Unidos de la Copa del Mundo después de que el seleccionado norteamericano compartiese una imagen en la que muestra la bandera iraní completamente modificada, en apoyo a los derechos de las mujeres en el país islámico, se suma el cortocircuito tácito entre el plantel y las autoridades de su país. Irán ha considerado la modificación como una violación ante los estatutos de la FIFA y reclamó una sanción.

 

Pero detrás de ello hay una situación mucho más sensible en una tierra en erupción permanente por estos días en las calles, con las manifestaciones tras la muerte de la joven kurda Mahsa Amini, luego de ser detenida por la policía de la moral por infringir las estrictas normas de vestimenta, y el recrudecimiento de la violencia con detenidos y muertos. La masiva liberación anunciada por el régimen, como “festejo” por el triunfo del equipo sobre Gales por 2-0 en la segunda fecha, no aplacó los ánimos.

 

“Encarcelación o torturas a familiares”: la amenaza de Irán a los jugadores si vuelven a protestar en el Mundial

 

Según informa la CNN, las familias de los jugadores de Irán han sido amenazadas con ser encarceladas y torturadas si los jugadores no “se comportan” en la previa del encuentro con Estados Unidos. Se asegura, incluso, que decenas de oficiales del Guardia Revolucionaria fueron reclutados para monitorear a los futbolistas iraníes, a quienes no se les permite mezclarse fuera del equipo o reunirse con extranjeros.

 

En el contexto de lo que saben que sucede en su país, los jugadores iraníes enfrentan una secuencia de dilemas. Si cantan el himno nacional o si se abstienen. Si publican mensajes de apoyo a los manifestantes o si asumen una postura más discreta. Y hagan lo que hagan, como sucedió en los dos juegos anteriores, no escapan a las críticas en un país que vive una ola de protestas sin precedentes.

 

Los futbolistas han repetido desde el arranque del Mundial que están en Qatar “para luchar por el pueblo y ofrecerle alegría”, pero eso desata una grieta. “No se imaginan lo que estos chicos han pasado en los últimos días de manera interna, simplemente porque querían expresarse como futbolistas. Digan lo que digan, la gente los quiere matar”, sostuvo el entrenador del equipo, el portugués Carlos Queiroz.

 

El apoyo en las redes sociales o en los partidos (por no celebrar los goles o no cantar el himno) fue bien recibido por los protestantes, aunque parece insuficiente. Gritos de “Libertad, Libertad” se escucharon en las tribunas de los hinchas iraníes que también corean el nombre de Ali Karimi, un exjugador del Bayern Munich crítico con el poder. También hubo insultos en la derrota por 6-2 ante Inglaterra, aunque no quedó claro si fueron dirigidos a la totalidad del equipo o a dos jugadores allegados al régimen, Mehdi Torabi y Vahid Amiri.

 

Teherán pidió la expulsión de EE.UU. del Mundial por modificar de la bandera iraní

 

El triunfo sobre Gales, que mantiene las opciones del equipo asiático de clasificación por primera vez a octavos de un Mundial, no provocó escenas de locura, como suele ocurrir cuando logra una gran victoria. Antes del inicio los jugadores entonaron, sin entusiasmo, el himno nacional, por primera vez desde que comenzó la revuelta en Irán y las autoridades se apresuraron a celebrar esa victoria, poniendo otra vez al equipo en el centro de las críticas y los debates.

 

“Están siempre entre la espada y la pared. Hagan lo que hagan, sufrirán las consecuencias. Hay un verdadero riesgo para ellos si la situación se complica todavía más en Irán”, señaló Jean-Baptiste Guégan, profesor y especialista en geopolítica del deporte, consultado por la agencia AFP. Pese a todo, a Irán le alcanzará con el empate ante Estados Unidos para sellar un Mundial inolvidable. En todos los sentidos.

 

[comentarios]

Últimas noticias