31.8 C
Santa Fe
lunes 30 de enero de 2023

Investigadores de la UNL-Conicet recibirán el premio Houssay

El máximo reconocimiento que entrega la Nación

Te puede interesar

Eduardo Miró y Hugo Ortega son dos investigadores de amplia trayectoria en la ciudad y la región. Este viernes recibirán el máximo reconocimiento que entrega la Nación en ciencia por el trabajo realizado en sus respectivas carreras.

“Ser investigador es un honor”. Con esa frase, que resume una amplia carrera en la ciencia, Eduardo Miró irá este viernes a Buenos Aires, junto con Hugo Ortega, otro investigador de UNL-Conicet, a recibir sus respectivos Premios Houssay. Se trata del mayor galardón que entrega el Gobierno nacional a investigadores del sistema argentino de ciencia, tecnología e innovación.

Entre los nueve científicos de todo el país distinguidos por sus aportes al conocimiento e innovaciones tecnológicas de impacto para la sociedad, se encuentran estos dos investigadores de UNL-Conicet. Por un lado, Ortega fue galardonado con el Premio Jorge Sábato. Por otro, Miró fue distinguido con el Premio Houssay Trayectoria.

Fernández anunciará una nueva jerarquización salarial para investigadores del Conicet

El acto tendrá lugar a las 15.30 horas, en el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia (C3), ubicado en Godoy Cruz 2270. La entrega de los premios estará a cargo del presidente Alberto Fernández, y del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus.

“Recibir el premio Houssay es una distinción importante pero todos quienes lo recibimos lo tomamos como un reconocimiento al grupo de trabajo. La idea de un investigador solitario ya no existe; uno va progresando con su grupo de trabajo”, destacó Miró a El Litoral. Y amplió que en su caso pertenece al equipo Fisicoquímica, que depende de la Facultad de Ingeniería Química y del Incape.

En tanto, para Ortega este reconocimiento “es de una gran importante ya que el Premio Sábato está dedicado a la realización de transferencia que es un desafío que tenemos muchos investigadores que estamos convencidos que tenemos que llegar más allá de la publicación (de una investigación) para encontrar y dar respuestas al sistema productivo y a la sociedad”.

Eduardo Miró

Es ingeniero químico y doctor en Ingeniería Química. Se desempeña como investigador en el Incape (Conicet-UNL) y profesor titular en la Facultad de Ingeniería Química (FIQ-UNL). A lo largo de su carrera como investigador cubrió varios aspectos referidos a la aplicación de procesos para el control de la contaminación atmosférica y actividades productivas.

“Arranqué en el año 1977 como ayudante de cátedra, así que como docente e investigador abordé una enorme cantidad de temáticas, aunque las más importantes tuvieron que ver con procesos químicos, catalíticos, para la eliminación de contaminantes provenientes de automóviles, fuentes fijas como empresas que emiten residuos gaseosos a la atmósfera. Y también con la eliminación de contaminantes en fuentes de agua, como nitratos, nitritos y compuestos orgánicos que provienen de pozos y están contaminados con esos componentes”, detalló Miró, quien recibirá el premio Houssay Trayectoria en el área Ingeniería, Arquitectura e Informática.

Es en reconocimiento a su contribución, de manera sobresaliente, en la producción de nuevos conocimientos e innovaciones tecnológicas con significativo impacto económico y social, y por haber promovido la formación de recursos humanos.

Miró dijo además que su tema de tesis fue el desarrollo de un catalizador para la combustión de monóxido de carbono en el proceso de craqueo catalítico. “Fue catalogado como el primer catalizador de la industria nacional y hoy se sigue usando”, señaló el investigador, quien además hizo transferencia de tecnología para importantes empresas como YPF.

El científico consideró que “a lo mejor en el país no nos damos cuenta, pero es un honor trabajar como investigador en institutos y universidades estatales. Uno tiene que tomarlo con mucha responsabilidad porque nos está pagando la gente con sus impuestos. Los investigadores japoneses, por ejemplo, toman como un honor trabajar para el Estado; y para nosotros tendría que ser lo mismo”.

También señaló que hay varias patas que confluyen en la tarea: “Un investigador también es docente, trabaja en gestión de la investigación o institucional, y atiende la transferencia de tecnología y la divulgación de la ciencia. Muchas veces se dice de los científicos que ‘se dedican a hacer papers’, pero el investigador se ocupa de varias tareas”.

Finalmente, destacó que este premio es un incentivo para seguir trabajando en equipo. “Ya estoy en edad de jubilarme pero pienso seguir colaborando, aunque por supuesto el empuje está en los jóvenes, la predisposición, la fuerza; los más experimentados podemos ayudarlos y complementarnos”.

Sinopharm: el Conicet descubrió como potenciar su inmunidad contra el Covid

Hugo Ortega

Fue galardonado con el Premio Jorge Sábato en reconocimiento a su historial sobresaliente en transferencias y desarrollos tecnológicos con impacto económico-productivo en sectores críticos para el desarrollo económico y social del país. Tiene una marcada experiencia en biología molecular y en transferencia tecnológica al sector de fármacos y biofármacos. Es el creador y actual director del Centro de Medicina Comparada del Icivet Litoral (UNL-Conicet) destinado a abordar en forma integral la realización de ensayos biológicos de alta complejidad bajo los mayores estándares internacionales de calidad.

“Ser investigador en Argentina y la región es un desafío porque en muchos aspectos no somos competitivos con otros países, sobre todo en lo que hace a los tiempos, a la burocracia. Pero sí tenemos talento y muchas ganas en el país, y hoy estamos logrando también equipamiento que nos pone a la vanguardia”, consideró Ortega a El Litoral.

“El mayor desafío que tenemos -agregó- es lograr eficientizar mecanismos que faciliten sobre todo la ejecución de proyectos. No sirve de nada tener ideas si después te chochas con trabas burocráticas como la imposibilidad de pagos al exterior o que comprar un equipo demande un año cuando a un laboratorio serio de otro país le llega en una semana”.

El Icivet Litoral tiene 25 años de trayectoria y fue fundamental en el logro de importantes avances del sector bio-farmacéutico argentino, apoyando a muchos grupos de I+D con soluciones no disponibles previamente en el país. Al respecto, Ortega destacó que “este premio es un reconocimiento a un equipo de más de 80 personas. Y aunque sea uno el que se tiene que subir al escenario, es imposible hacer este camino sólo; permanentemente hay recursos humanos que se integran, que levantan la vara y nos incentivan a ir más allá y crecer”.

Reconocimientos

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) de la Nación dio a conocer a las y los ganadores de la edición 2022 de los Premios Houssay en sus cuatro categorías: Premio Houssay, para investigadores menores de 45 años, e investigadoras que no hayan cumplido los 48; el Houssay Trayectoria, para quienes superan la edad de la anterior categoría; Premio Jorge Sábato, una distinción especial para aquellos/as que hayan contribuido a la transferencia y desarrollo tecnológico con impacto económico-productivo en sectores críticos para el desarrollo económico-social del país; y Distinción Investigador/a de la Nación, premio que surge entre las personas ganadoras de los Premios Houssay Trayectoria.

La iniciativa depende de la Secretaría de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación del MINCYT y del proceso participaron, además, la Secretaría Técnica de los Premios, una Comisión Asesora, cuatro Comisiones Evaluadoras conformadas por reconocidas científicas y científicos de las distintas áreas de conocimiento, y una Comisión de la Distinción (CD) encargada de la instancia final de evaluación.

[comentarios]

Últimas noticias