34.6 C
Santa Fe
jueves 26 de enero de 2023

Certificaron que estaba muerto, lo metieron vivo en una cámara frigorífica y falleció de hipotermia

El difunto padecía cáncer

Te puede interesar

Aunque parezca el argumento de un libro de terror, es lo que le ha ocurrido a José Ribeiro da Silva en la ciudad brasileña de Uruaçu en un caso que ahora investiga la Policía como homicidio, después de que la familia denunciara lo ocurrido.

Ribeiro da Silva se encontraba ingresado en el Hospital Estatal del Centro-Norte Goiano (HCN), en la ciudad de Uruaçu, a causa de un cáncer de lengua, cuando el médico Lucas Campos certificó su defunción el 29 de noviembre por una infección consecuencia de su enfermedad.

Viajó muerto 15 kilómetros en un colectivo porque pensaron que estaba dormido

Después de darlo por muerto, fue introducido en una bolsa mortuoria y llevado a una cámara frigorífica para evitar la descomposición del presunto cadáver antes del entierro. La familia recibió la noticia del deceso y acudió al hospital para autorizar el traslado del cuerpo a la ciudad de Rialma, donde iba a ser inhumado, sin saber que estaba vivo.

Perú: una mujer “desperto” cuando estaba a punto de ser sepultada

El hombre fue, entonces, desplazado a la funeraria en Rialma, ciudad natal de la familia, a unos 100 kilómetros de Uruaçu. Cuando los técnicos lo sacaron de la bolsa para preparar el cuerpo para el velatorio y el entierro, descubrieron que estaba vivo, al encontrarlo con los ojos abiertos y respirando con dificultad.

En ese momento, los técnicos llamaron al Servicio de Atención Móvil de Urgencia, que constató que estaba vivo y lo llevaron al Hospital de Rialma en estado muy grave y sin estabilizar. Allí murió el pasado 1 de diciembre por hipotermia, según informó el jefe de Policía Peterson Amin.

La próxima semana, la Policía escuchará al médico y a la familia y recopilará los documentos necesarios para investigar el caso.

 

[comentarios]

Últimas noticias